Welcome to Evently

Lorem ipsum proin gravida nibh vel veali quetean sollic lorem quis bibendum nibh vel velit.

Evently

Stay Connected & Follow us

Gran Via de les Corts Catalanes, 566, 4t, A 08011 Barcelona | Tel. +660 156 373 | info@coaching-comunicacio.com

Simply enter your keyword and we will help you find what you need.

What are you looking for?

  /  Notícias   /  “Sis nits d’agost” y un año en premià
Jordi Lara i Surinyach

“Sis nits d’agost” y un año en premià

Esta primavera me compré «Sis nits d’agost» , el libro que Jordi Lara había publicado sobre Josep M. Xirinachs, mejor dicho, sobre su muerte, sorprendentemente premeditada y organizada. Libro totalmente recomendable. No necesité seis noches, para leerlo, creo que fueron una o dos, a lo sumo; no podía parar de leer. Cuando lo terminé, me invadió un sentimiento de agradecimiento sincero hacia el autor, que era para mí un perfecto desconocido hasta ese momento. El libro me impactó, sobre todo me removió su perseverancia en la indagación de la mente humana; la mente, el alma … la naturaleza humana o lo que sea.

También me sorprendió que alguien joven, que no había conocido Xirinachs ni de lejos, se dejara llevar por este viaje a las profundidades de otro ser. ¿Quizás viajaba a sus propias profundidades? El libro me habla de la coherencia personal, del sentido de la vida, de la muerte, de la amistad; está escrito con un estilo minucioso, detectivescamente poético. En fin, que puede ser una buena lectura para agosto, o para septiembre, o para el mes que sea.

Comentando el libro con una amiga que conoce Jordi Lara, y explicándole la fuerte impresión que me había dejado «Sis nits d’agost» , le hago llegar un ejemplar de «Cartes a la mare»  a Jordi Lara. Hace cuatro días me llega un correo electrónico del escritor, ha leído mi libro y me lo comenta. Con su permiso, reproduzco su correo. Ahora le estoy doblemente agradecida. Muchas otras personas me han enviado comentarios preciosos que también agradezco, pero éste está escrito con tanto cuidado en las palabras … que no he podido evitar compartirlo.

Me escribe Jordi lara:

Hay buenos libros que te evaden; otros te forman; otros te llevan a mundos desconocidos, o te hacen relamer con la lengua o con el placer del relato. Y todos pueden ser buenos libros, bien escritos, eficaces. Pero entonces hay aquellos buenos libros que, además, cuando los lees, sientes que rascan el tuétano del misterio de la condición humana puesta en este percal que llamamos vida. Libros que nos justifican como especie, aunque sepamos tan poco de quiénes somos y por qué. «Cartes a la mare» forma parte de este reducto de buenos libros, los libros que nos justifican como personas. Lo que nunca podrán hacer los ordenadores. vaya.

Qué elección tan difícil pero tan acertada: que hable Arnau. Y que lo haga desde varios lugares: riñendo a mamá, animándola, amándola, poniéndola en cuestión, abandonándose un poco, poco, a la nostalgia, con los pies en el suelo desde el nirvana, en la mesa puesta del señor y la señora.

Arnau vive en ti, claro. Ya te lo dice, él: tienes que vivir más para que estemos juntos y unidos. «Aún no te puedes morir, que moriríamos ambos». Es verdad que este libro es un segundo alumbramiento de Arnau, un trozo de vida de propina que le regalas a Arnau. Incluso te diría, es un segundo alumbramiento que se repite en cada lector desconocido que desde donde sea lee el libro. Cuántos nacimientos renovados para Arnau, ¿verdad? Porque debes saber, Marta, debes saber que Arnau ya no sólo vive en ti: vive en todos aquellos que lo leemos y lo escuchamos en ti. La magia de la gran literatura.

Qué valentía, todo ello «te he dejado a ti liberada de mí ..» escribe Marta porque siente que le escribe Arnau. Cuán fuerte es la palabra y la escritura, cuánto tienes que confiar en la fuerza de la palabra y la comunicación con el lector, para escribir esto.

«No puedes dar tu vida para nada». Es quizás el pozo de acritud más oscuro que he leído en mucho tiempo.

No sabemos por qué, pero sabemos cómo. No hay respuesta, nos dice Arnau, no hay por qué, y si hay respuesta no se encuentra en esta vida. Creo que la vida no tiene sentido, que el sentido es buscárselo e inventar uno.

Yo sé que tu idea no era hacer «literatura». Pero has jugado las condiciones de la literatura y has ganado. Porque ahora Arnau está en nosotros.

Te has jugado el cuello, en este libro. Has puesto tanta verdad, y sensibilidad, y experiencia. Pero con esto no es suficiente para hacer un buen libro desde un punto de vista literario. Se necesita sabiduría narrativa, administrar información. El libro no es perfecto, y no le hace ninguna falta; aún más: no lo es para reivindicar su profunda humanidad defectuosa. Tampoco es perfecto el Quijote, ni el Coriolano de Shakespeare. Es su profunda humanidad comunicada lo que los hace inmortales y, aún más, NECESARIOS. Siento tu libro como necesario.

Leyéndolo, también he sentido que en el texto latía una puesta en escena teatral. Piénsalo. Lo pensaré, ¡y tanto!

 

Publica un comentario